Know Your Customer (KYC) y biometría conductual: identificar al cliente

Know Your Customer Ecertic

Compartir:

Las políticas financieras promocionadas en los últimos años para combatir el fraude han encontrado en el Know Your Customer (KYC) una de sus medidas más eficaces. Su aplicación persigue la identificación real de un usuario antes, durante y después de la contratación de cualquier servicio.

A pesar de que el origen del Know Your Customer está ligado al sector de la banca, el creciente interés que despierta y su aplicación en otros ámbitos profesionales son una realidad.

Cabe destacar que hablamos de un proceso que se desarrolla de forma continua y no puntualmente. Es decir, la entidad debe recabar en todo momento información sobre el cliente a fin de garantizar su autenticidad.

¿Cómo mejorar el Know Your Customer?

Aunque esta política ha demostrado ser eficaz, bien es cierto que siempre será susceptible de incorporar mejoras. En este sentido, tecnologías como el machine learning, el blockchain, el big data o la biometría del comportamiento pueden fortalecerla tres aspectos principales: seguridad, velocidad y análisis.

Biometría del comportamiento y KYC

Cuando hablamos de biometría nos referimos generalmente a la tecnología encargada de medir y analizar datos biológicos. La implantación del análisis de rasgos biométricos ha supuesto un gran avance en  términos de seguridad informática. Los procesos de autenticación a través de huellas dactilares, rostro o iris, entre muchos otros ejemplos, han mejorado notablemente la fiabilidad de los sistemas.

Como evolución de la propia biometría hemos sido testigos en los últimos años de la aparición de la biometría del comportamiento. Este método es capaz de identificar a una persona por cómo interactúa con los dispositivos electrónicos. Ejemplos de este análisis pueden ser la escritura, el uso del ratón, e incluso la presión ejercida sobre la pantalla. Así, si se analiza la firma manuscrita, se pueden recabar y contrastar datos como la velocidad, la aceleración…

Esta evolución de la biometría nos lleva a observar rasgos y características biométricas que hacen única a cada persona. De este modo, los sistemas de seguridad se ven altamente mejorados, al tiempo que facilita la experiencia de usuario: la seguridad proviene de la propia persona, sin que esta deba pensar siquiera en ello.

Si el Know Your Customer persigue una identificación real de la persona, la biometría del comportamiento se ha erigido como un método infalible.

Experiencia de usuario y Know Your Customer

Cuando mencionábamos anteriormente el análisis como una de las mejoras posibles para el KYC, nos referíamos a su uso más allá del fraude online. Combinado con la biometría del comportamiento, este sistema puede proporcionar datos muy valiosos a empresas y entidades que ayuden a mejorar el conocimiento de su cliente.

Aquí las posibilidades son muy interesantes, ya que la cercanía con el cliente y su conocimiento son la base para mejorar la experiencia de usuario. Segmentar y personalizar los servicios son clave frente a usuarios cada vez más exigentes.

La evolución natural de las empresas

La evolución tecnológica exige a las empresas estar al tanto e incorporar las últimas tecnologías en sus procesos diarios. Una estrategia errónea de transformación digital puede acarrear resultados negativos. Por ello, es necesario colaborar con empresas con amplia experiencia en el sector y casos de éxito que acrediten el resultado.

En Ecertic te ayudamos a crear tu estrategia de transformación digital, implementado tecnología propia, 100% española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *